in

Historia Ecuador: El «Cosmopolita» Juan Montalvo

Historia Ecuador: El "Cosmopolita" Juan Montalvo
Historia Ecuador: El "Cosmopolita" Juan Montalvo

Si de hombres insignes hablamos, no puede faltar uno de los tres juanes ambateños, Juan María Montalvo Fiallos, reconocido por su valentía y feroz crítica especialmente con quienes desbordaban aires de dictadura en sus gobiernos.

Montalvo fue de pensamiento liberal, por ende se oponía a los que consideraba dictadores como Gabriel García Moreno e Ignacio de Veintemilla.

Una de sus mejores obras fue precisamente El Cosmopolita, donde reprochaba duramente al gobierno de Moreno y legisladores que solo proclamaban leyes a su conveniencia.

Biografía de Juan Montalvo

Juan Montalvo se convirtió en un gran escritor, originario de la ciudad de Ambato cuya fecha de nacimiento fue el 13 de abril de 1832, fue hijo del Sr. Marcos Montalvo Oviedo y de la Sra. María Josefa Fiallos y Villacreses.

Sus primeros estudios los realizó en Ambato, ya a los 14 años fue trasladado a Quito donde aprendió sus estudios secundarios en el Convictorio de San Fernando hasta el año 1848 donde fue enviado al Seminario de San Luis, graduándose de Maestro en Filosofía.

Tras permanecer un tiempo en la Universidad Central donde conoció a otros grandes hombres como Julio Zaldumbide y Modesto Espinoza, decidió abandonar sus estudios superiores para volver a su ciudad natal y dedicarse a profundizar sobre literatura y filosofía

Sin embargo, antes de su regreso a Ambato, dejó encaminado varios proyectos: “La Razón”, una revista semanal y otros eventuales como: “El Veterano” (1849), “La Moral Evangélica” (1854) y “El Espectador” (1855).

Para el año 1857, el entonces presidente de Ecuador, Gral. Francisco de Robles, lo designó Adjunto Civil de la Legación del Ecuador en Roma, Italia. Antes de llegar a este país, pasó por Francia, desempeñándose como Secretario del Ministro Plenipotenciario del Ecuador en dicha ciudad, allí aprovecho para robustecer sus conocimientos filosóficos y literarios.

A su regreso en 1860, se topó con la “ingrata” sorpresa de que Gabriel García Moreno había derrocado el Gral. Robles, asumiendo la Jefatura Suprema de la República. Fue entonces que meses más tarde Montalvo dirige una misiva al gobernante con tono altivo, expresándole lo que siente por la actitud de Moreno. Este sería el inicio de una lucha que habría de sostener con García Moreno durante toda su vida.

Obras de Juan Montalvo

Al término del primer período presidencial de García Moreno, Juan Montalvo, publicó el primer número de “El Cosmopolita”, con contenido netamente político que causó gran polémica entre el círculo gubernamental por sus críticas duras pero sutiles. Estos ejemplares solo circularon por cuatro ocasiones. Después de dos años publicó en Quito dos folletos en contra de Juan León Mera: “El Masonismo Negro” y “Bailar Sobre las Ruinas”.

También volvió a publicar cuatro nuevos números de “El Cosmopolita”, cuya última edición apareció el 15 de enero de 1869, en momentos de tensión porque ya se fraguaba el famoso “cuartelazo” con el que García Moreno puso fin al gobierno constitucional del Dr. Javier Espinoza.

En este año sufrió si primer destierro por su constante oposición a García Moreno, viajando a Ipiales, Colombia y luego a Panamá donde conoció a Eloy Alfaro

Entre los años 1870 a 1875, mientras seguía combatiendo desde Colombia el gobierno de García Moreno redactó varios «Capítulos que se le Olvidaron a Cervantes», además escribió otras obras como “Jara”, “La Leprosa” y “Granja”, estos último correspondían al género drama.

En 1872 publicó varios folletos como “Fortuna y Felicidad”, “Del Orgullo y de la Mendicidad” y “El Antropófago”; en 1873 publicó “Judas” y en 1874 “La Dictadura Perpetua”.

La muerte de Gabriel García Moreno

Cierto o no, los escritos de Juan Montalvo en contra de lo que consideraba la tiranía de García Moreno, al parecer influenciaron en la gente que planeó el asesinato del entonces presidente perpetrado el 6 de agosto de 1875, exclamando: “Mi Pluma lo Mató”. Entonces fue cuando inspirado desarrolló su nueva obra “El Ultimo de los Tiranos”.

Juan Montalvo fue un hombre incansable para escribir, ya en mayo de 1876 cuando retornó a la capital de los ecuatorianos, volvió a publicar el folleto “Del Ministro de Estado”, otra dura crítica a las acciones en esta ocasión de esta cartera de gobierno, provocando la renuncia de Manuel Gómez de la Torre, Ministro de Gobierno del Presidente Dr. Antonio Borrero y Cortázar.

También en ese mismo año publicó los primeros cuatro números de “El Regenerador”.

Juan Montalvo no cesa sus críticas

Más tarde viajó a Guayaquil, donde empezó a reunirse con los liberales Eloy y Marcos Alfaro, Emilio Estrada y Emilio Gallegos Naranjo, entre otros, quienes planeaban la salida del presidente Borrero.

Tras los combates de Galte y Los Molinos, y con el Gral. Ignacio de Veintemilla en el poder, Montalvo publicó otra obra titulada: “El Ejemplo es Oro”, señalando los errores del gobierno, además opinó que el país debía contar con la elección de un triunvirato, esto molestó a Veintemilla quien a mediados de noviembre de ese mismo año ordenó que sea desterrado a Panamá.

En 1877 y ya en este país publicó el quinto número de “El Regenerador” (Las Leyes de García Moreno y La Reforma). A su regreso hasta Guayaquil continuó con otras publicaciones. El 22 de julio de ese año, tras el asesinato del Obispo de Quito, Ilmo.

José Ignacio Checa y Barba, publicó la hoja volante titulada “Los Envenenadores del Arzobispo”. Posteriormente aparecieron seis nuevos números del “El Regenerador”, y más tarde publicó los folletos “El Desperezo de El Regenerador”, “Caracteres de los Libelistas”, “Los Desterrados de Veintemilla”, “La Nueva Invasión” y “La Peor de las Revoluciones”.

En 1879 volvió a ser desterrado a Panamá por orden del Gral. Veintemilla. Luego en 1890, con el impulso de Eloy Alfaro publicó en Panamá una de sus obras más valiosas: “Las Catilinarias”, por medio de la cual atacó directamente a Veintemilla.

En 1881 viajó París para radicarse, encontrando el ambiente propicio para escribir sus dos geniales obras “Los Siete Tratados” y “Capítulos que se le Olvidaron a Cervantes”.

La Muerte de Juan Montalvo

En 1888, sufrió una grave afección pulmonar que lo mantuvo postrado más de un mes. Un médico francés lo trató produciendo una leve mejoría, pero a los pocos días sufrió una nueva recaída que obligó a tomar la decisión de operarlo.

Sin embargo Juan Montalvo rechazó que lo anestesiaran para ser operado y ordenó a los médicos que lo hagan sin temor a sus quejas y así fue, Montalvo no exhaló ni un solo quebranto. Pero lamentablemente la intervención no sirvió de nada pues la enfermedad había tomado casi totalmente su organismo, por lo que ese mismo día, presintiendo su final, pidió ser llevado a su casa.

Ya en su habitación, Montalvo se vistió de gala y se sentó a esperar. Era el 17 de enero de 1889 cuando murió en París el insigne hombre de la Patria.

Sus últimas frases antes de morir:

“estoy en paz con mi razón y con mi conciencia: puedo tranquilo comparecer ante Dios…”

“Cuando vamos a cumplir un acto cualquiera de solemnidad nos engalanamos, lo mismo que cuando esperamos a algún personaje de cuenta. Ningún acto puede ser más importante que abandonar la vida. A la muerte debemos recibirla decentemente…”

Juan Montalvo fue uno de los más brillantes pensadores de Ecuador y de América.

Con información del sitio web: Enciclopedia del Ecuador

Comenta sobre esto a tus amigos
Si te gustó comparte

Written by Hazte Ver Ecuador

Hazte Ver Ecuador es un proyecto dedicado a difundir la historia, cultura y turismo de nuestro país. Información permanente y actualizada de los diferentes temas de importancia nacional.

10 profesiones que desaparecerán en unos años

Cómo iniciar un negocio de fiestas infantiles